Esta campaña pretende generar un discurso alternativo y disidente sobre la forma en que el patriarcado capitalista nos construyó la maternidad.

GEMA busca recuperar el homenaje ancestral a las mujeres que han decidido libremente ejercer la maternidad como parte de su vida. Por eso, la campaña celebra todas esas maternidades que irrumpen en el capitalismo y reescriben la forma de ser madres en esta  sociedad patriarcal y de consumo.

Nuestra sociedad, al estar inscrita tradicionalmente en un contexto capitalista y patriarcal, impone estereotipos machista sobre la vida y el cuerpo de las mujeres. Desafortunadamente, la celebración del día de las madres, se ha convertido en la oportunidad ideal para reproducir una serie de discursos que fomentan  mandatos, mitos y roles sobre las mujeres y su maternidad; reduciendo el importante papel que ejercen en la sociedad sólo a su capacidad de engendrar vida.

En lugar de que el Día de las Madres se reconozcan las luchas, retos y la ternura radical que implica la elección de la maternidad, o el trabajo que conlleva la crianza y educación de niños y niñas, esta fecha nos impone un modelo de maternidad ideal y una crianza estándar.

La maternidad debería entenderse como una experiencia elegida, particular y diversa, que responde al contexto social, económico, político y cultural en el que se desenvuelven las mujeres. Desafortunadamente la maternidad por lo general se impone como una obligación y se deja de lado el derecho que tienen las mujeres de elegir si quieren o no ser madres.

Ante esta situación, GEMA plantea una forma alternativa y disidente para celebrar el día de las madres. Esta celebración de las maternidades libres y elegidas cuestiona los discursos y roles tradicionales que giran entorno a la maternidad y reconoce los derechos que tienen las mujeres que han adoptado por ser madres, para que ellas tengan la libertad de escoger cómo quieren vivir su maternidad, como quieren parir y cómo desean ejercer la crianza.

Ante la celebración impuesta del dia de las madres, que sigue una estrategia comercial capitalista y relega a las mujeres al espacio doméstico y a la labor de cuido de la familia, la campaña de GEMA, conmemora el día de las madres, como una fecha para reivindicar las maternidades libres, elegidas, rebeldes y feministas, las crianzas disidentes que desafían las normas machistas, los derechos sexuales y reproductivos y el derecho a decidir si ser madre o no.

Esta campaña que incorpora las voces de varias mujeres que compartieron sus experiencias de maternidad: maternidades conscientes, cargadas de muchos aprendizajes y desafíos, que fueron una elección y no una imposición.

 

YOUTUBE

 

GALERÍA

Share This